Seguro Automotriz: 10 mitos que debes conocer.

Por:

Mi Voz
10/06/2011

Alrededor de los seguros automotrices se han creado muchos mitos a consecuencia de la falta de información de los usuarios. 

El deducible de un seguro es la suma de dinero que la compañía de seguros no cubre (o indemniza) en caso de ocurrir un siniestro. Por lo tanto, al contratar un seguro automotriz con deducible, el asegurado desembolsará esa parte del daño, mientras que el seguro sólo cubrirá el monto que supere dicho deducible pactado en la póliza de seguros.

Por ejemplo, si se tiene asegurado un bien por un valor de $300.000 con un deducible de $50.000, si el daño del bien es menor a $50.000, la aseguradora no debe pagar nada.

Generalmente, los deducibles  varían de 0 a 10 UF según el plan contratado. Los seguros sin deducibles (deducible cero), si bien cubren por completo los daños, son los más caros del mercado, ya que para las aseguradoras es muy costoso mantenerlos.  Si su idea es ahorrar, el consejo es no “sobreasegurarse”. La mejor alternativa no siempre es comprar un seguro de auto con deducible cero.

Al ser más caros, hay veces en que no compensan ese “pago de más” que estás haciendo por ellos. Por ejemplo, para un mismo auto, el seguro automotriz sin deducible cuesta 23 UF, mientras que el seguro con deducible 3 UF vale 16 UF. La diferencia de precio es de 7 UF. Esto significa que si chocas dos veces durante el año, te conviene contratar un seguro con deducible 3 UF. Así pagarás las 16 UF por la prima más 3 UF en cada siniestro, o sea 22 UF, que es menos que lo que te costaba el seguro sin deducible. Un deducible 3 UF es bastante conveniente si es que chocaras una o dos veces al año.

Los precios del mercado no sólo varían en cada aseguradora dependiendo del deducible contratado, incluso para el mismo deducible se encuentran diferencias de hasta 60%. Cotice seguros para autos, compare aseguradoras en línea y compre al mejor precio.