¿Por qué actuar rápido en un accidente cerebrovascular es vital?

Por:

Especial Mi Voz
10/08/2017

Ante un ACV sólo unas horas pueden causar la diferencia entre la vida o la muerte por lo que poder identificar los síntomas es clave.

FAST, la palabra significa rápido en el idioma inglés y también es parte permanente de la campañas que buscan evitar riesgos mayores ante un accidente cerebrovascular (ACV). Más allá del término en sí, al desglosarla busca entregar de una forma fácil el reconocimiento de las señales para dar cuenta que una persona sufre un ACV.

Imagine que va caminando tranquilamente con un amigo y este comienza a sentirse de forma extraña, no puede mover un brazo, balbucea, su fisionomía facial cambia. Es en este punto en que el Test F.A.S.T  cobra importancia, este es su uso y desglose:

CARA (Face): Pídale a la persona que sufre el ataque que sonría y fíjese si un lado de la cara se mantiene inmóvil.

BRAZO (Arm): Ahora, pídale a esa persona que levante ambos brazos a una posición de 90°, si no puede hacerlo o si uno de los brazos se cae con este simple ejercicio hay que prestar atención.

HABLA (Speak): Solicite a la persona que repita una frase simple, algo así como “hace calor hoy”. Si el sujeto balbucea o habla en forma difícil de entender hay que preocuparse.

TIEMPO (Time): No pierda tiempo y lleve a esa persona  un centro de urgencias inmediatamente.

Es muy probable que ante estos síntomas se esté en presencia de un accidente cerebrovascular. Actuar a tiempo es clave para disminuir riesgos, cada minuto cuenta.

Sólo 6 horas

Una persona que sufre un accidente cerebrovascular tiene una ventana de pocas horas para tratarse y poder reducir las secuelas. Seis horas desde que comenzó el ataque es el tiempo clave para poder intervenir y tratarlo.

En Chile, el 50% de los pacientes que sufre un ACV queda con algún tipo de invalidez, el 25% recupera su vida previa y el otro 25% restante muere. El accidente cerebrovascular es la primera causa de muerte en nuestro país. Conocer los síntomas, identificarlos y recibir tratamiento en los periodos correspondientes es fundamental para salvar vidas.

 

Fotografía: Imagen CC Face Stroke / airforcemedicine