“La hipertensión arterial es el factor de riesgo N°1 para un accidente cerebrovascular (ACV)”

Por:

Especial Mi Voz
08/10/2017

Conversamos con el doctor Pablo Lavados,  neurólogo de la Unidad de Neurología Vascular de la Clínica Alemana de Santiago y profesor de las Universidades de Chile y del Desarrollo, quien nos comentó sobre los riesgos de un ACV y la importancia del control de la presión arterial.

¿Cuál es la real urgencia de un accidente cerebrovascular (ACV)?

Lo más importante es decir que el 10% de todas las muertes en Chile son por accidente cerebrovascular y los ACV son grupos de enfermedades, es una enfermedad vascular del cerebro, puede ser una arteria que se tapa por un trombo que ocluye e impide que pase sangre por lo que el tejido cerebral que es irrigado por esta arteria se muere, sufre un infarto. La otra opción es que esta arteria se rompe, sale sangre del tejido cerebral por lo que se produce una hemorragia. En Chile es más frecuente el infarto cerebral o isquémico.

¿Por qué es mayor la frecuencia del isquémico?

Porque se asocia mucho más a los factores de riesgo cardiovasculares, a la hipertensión arterial en primer lugar – al igual que la hemorragia-, pero además se asocia al colesterol alto, además se asocia a la diabetes, a la obesidad, al sedentarismo, al tabaquismo, se asocia también a mayor edad que con mayor frecuencia que la hemorragia intracraneal.

Dentro de estos factores, ¿se podría considerar a la hipertensión arterial como el principal factor de riesgo?

Es el número 1, se podría decir que el 80% de los accidentes cerebrovasculares del mundo se producen por presión arterial alta. Se considera como límite de presión arterial 130/80 (13/8), pero mientras más baja es mejor. Es decir, la mejor presión es la más baja que yo puedo tolerar y con eso menos riesgo de ACV, eso a cualquier edad, tanto en hombres como mujeres. Si una persona de edad se siente bien con 100/60, está bien;  la peligrosa es la alta y desgraciadamente no da síntomas, si yo tengo 15/9 persistentemente por 20 años no voy a tener ningún síntoma hasta que me dé el accidente cerebrovascular.

Entonces, ¿cómo nos cuidamos de la presión arterial alta?

Hay que tomarse la presión, saber cuál es nuestra presión, así como yo sé cuál es mi peso y cuál es mi talla, tengo que saber cuál es mi presión. Si la presión está elevada, si en alguna de estas tomas frecuentes de presión tengo más de 13/8 debo consultar a un médico, hacerme varias toma de presión y si se mantiene alta hay que investigar la causa y usar medicamentos para bajar la presión. Pero antes de los medicamentos tenemos que tener claro que hay conductas que hacen que hacen que suba la presión, por ejemplo: comer sal y la mayoría está en la comida preparada, más de 4 gramos al día es mucho y en Chile comemos promedio 11 gramos al día.

¿Y cuáles serían las recomendaciones para cuidar el consumo de sal?

Ojalá cocinar todo en casa, tratar de comparar todo lo más natural posible o con el mínimo de preservantes. Ojo que las cosas envasadas que compramos o tienen mucha sal o mucha azúcar y eso produce hipertensión o diabetes, que son riesgos reales para un accidente cerebrovascular.

¿Qué otros factores de riesgo existen?

El tabaquismo, cada cigarro aumenta el riesgo, la diabetes, el colesterol alto, el LDL que es el colesterol malo elevado sobre 100 produce más riesgo. La obesidad centrípeta, la del abdomen, si las mujeres tienen más de 88 cm. de diámetro de cintura y los hombres 102 es un factor de riesgo, porque eso es grasa acumulada en el abdomen pero también en las arterias. El sedentarismo, somos una sociedad muy sedentaria, hacer ejercicio también es caminar o irse en bicicleta al trabajo, si en vez de tomar el ascensor vamos por las escaleras, mejor si podemos ir al gimnasio. La alimentación, una mala alimentación es un factor de riesgo para ACV, una buena como la mediterránea nos protege, son dietas principalmente basadas en frutas, verduras, granos y grasas sanas. Una dieta saludable nos ayuda a cuidarnos de ACV, ataques cardiacos e incluso el alzheimer.

Otro factor de riesgo, que es el culpable del 10% de los ACV isquémicos, sobre todo en mujeres mayores de edad, es la fibrilación auricular. Ésta es una arritmia que se produce en la parte encargada de emitir el latido, lo que hace que no lata como una “bolsa que se estruja” y al no poder hacer bien ese trabajo se forman coágulos que pueden viajar al cerebro y producir un ACV. La fibrilación auricular se puede detectar tomando el pulso, con un electrocardiograma. Las personas con fibrilación auricular más algún factor de riesgo cardiovascular deben asistir a su médico para que sean recetados con anticoagulantes.

Finalmente, ¿cómo reconocemos un accidente cerebrovascular?

Hay que tener claro que estos son síntomas de inicio súbito, o sea que aparecen bruscamente. Algunos  síntomas son la dificultad para hablar, dificultad para ver, no poder mover un lado de la cara, un brazo o una pierna.  Habitualmente aparecen a un lado del cuerpo. Los dolores de cabeza son poco frecuentes  - 20% de los ACV lo involucran- , hay algunos que tienen, como los hemorrágicos, pero son dolores distintos a los de un dolor habitual, son mucho más severos. Frente a estos síntomas hay que consultar en urgencias.