Encuesta Casen 2011: familias chilenas sufren profundos cambios en los últimos 20 años

Por:

Equipo El Vacanudo
01/10/2012

Hogares biparentales disminuyeron 10 puntos, aumentando considerablemente las familias unipersonales y monoparentales. Por otra parte, cayó el número de casadas y se triplicó cantidad de convivientes.

“La familia chilena es muy distinta a la que era hace 20 años atrás”. Con esa frase el Ministro de Desarrollo Social, Joaquín Lavín, resumió los resultados de la Encuesta Casen 2011 referidos a Mujer y Familia revelados esta mañana junto a la Ministra del Sernam, Carolina Schmidt.

Según las cifras, la familia tradicional chilena está cambiando. Los hogares biparentales han disminuido 10 puntos en la última década, mientras que las familias monoparentales y unipersonales aumentaron considerablemente, llegando a 1.350.000 y 550.000, respectivamente.

“Hay cada vez más hogares en que no hay pareja, ya sea porque está la mujer sola o porque hay adultos mayores. Los hogares tipo ya no son mamá, papá e hijos, son hogares más chicos de sólo 3,4 personas. Su tamaño disminuyó en un 15%”, señaló el Ministro Lavín. 

El secretario de Estado agregó que “nos preocupan los hogares en que no hay parejas, porque estos hogares son más vulnerables económicamente porque dependen de un solo ingreso, normalmente el ingreso de la mujer. Por eso estamos centrando las políticas sociales en las mujeres a través del Ingreso Ético Familiar porque necesitamos potenciarlas a ellas como eje de las políticas sociales de Chile”.

Se han duplicado los hogares unipersonales, y normalmente están compuestos por una mujer viuda: “Queremos que los adultos mayores vivan el mayor tiempo posible con sus familias y que no caigan en los asilos. Para eso estamos trabajando en importantes políticas de subsidio habitacional de ampliación de vivienda para los que viven con un adulto mayor y la nueva política de subsidios a los adultos mayores que viene para el 2013”, explicó Lavín.

Otra dato relevante es que el número de casadas disminuyó en 10 puntos en relación a 1990, a la vez que se triplicaron las mujeres convivientes y se duplicaron las separadas. Hace 20 años sólo el 8% de las personas convivía, hoy esa cifra aumento a 28%.

Respecto de la natalidad, la Encuesta arrojó que 1 de cada 4 mujeres de escasos recursos tiene un hijo antes de los 18 años, mientras que en los estratos altos es sólo 1 de cada 12. Mientras mayor es el nivel de ingresos, más se atrasa la natalidad.

Se triplican hogares con mujer sostenedora

La Ministra del Sernam, Carolina Schmidt, destacó el fortalecimiento económico  de la mujer al interior de la familia: “Los hogares donde la mujer es la principal sostenedora se han triplicado en los últimos 20 años, alcanzado casi las 2 millones de familias”.

“A ello se suma que los hogares biparentales, con madre y padre presentes donde la mujer es la jefa de hogar, pasaron de menos del 1% al 16%, aumentando cerca de 30 veces en los últimos  20 años”, señaló Schmidt.

El fortalecimiento económico de la mujer se explica principalmente por el aumento en la tasa de participación laboral, que pasó de 31,5% a 43,3% en los últimos 20 años.

La Casen además demostró que la principal variable que determina la participación laboral femenina es la educación, ya que mientras mayor es la educación, más alto el acceso al trabajo.

En cuanto al nivel educacional, la secretaria de Estado señaló que “las mujeres de 60 y más años estudiaron en promedio 7 años mientras las de 18-29 años alcanzan hoy casi 13 años de escolaridad. La brecha de escolaridad se está revirtiendo entre los menores de 44 años ya que las mujeres tienen mayor escolaridad que los hombres”.

En cuanto a la brecha de ingreso, ésta disminuyó en 6 puntos porcentuales en los últimos tres años, mientras el  desempleo de la mujer bajó 2.6 puntos porcentuales, y casi 8 puntos en el primer decil.