Marco Enríquez-Ominami se comprometió con adopción por parte de parejas homosexuales

Por:

Corresponsal El Vacanudo
25/08/2013

"Esos miles de niños abandonados del Sename quieren amor incondicional, no un matrimonio", afirmó el candidato presidencial.

El lanzamiento de la candidatura parlamentaria del histórico dirigente del Movilh Rolando Jiménez fue el lugar escogido por el candidato presidencial Marco Enríquez-Ominami para dar a conocer su compromiso programático con la homoparentalidad.

“El que hemos venido a presentar hoy es un compromiso programático de política pública, de visión de sociedad, de nuestro compromiso con un plan de gobierno. Creemos y defendemos la homoparentalidad, esto es el derecho a una pareja –hombre o mujer, sea cual sea su orientación sexual–  para poder ser familia. Proponemos algo tan simple como modificar la ley de adopciones, algo tan simple como una gran revolución para que Chile sea normal”, señaló el candidato en un acto realizado en Conchalí.

“Lo piden que estos miles de niños abandonados en el Sename, miles de niños infractores y no infractores, niños que lo pasan muy mal a esta hora, es simple, amor incondicional. Un niño lo que quiere es amor, no está demostrado que lo que necesita necesariamente es un matrimonio. Reitero, lo que un niño necesita es amor incondicional. Está demostrado que las madres aprenden a ser padres y no hay razón para que los padres no aprendan a ser madres. Hay estudios que demuestran que no hay prueba de anomalías, que los niños sean menos alegres, ninguna diferencia en las parejas homoparentales y las parejas heterosexuales”, enfatizó Enríquez-Ominami entre los aplausos de los asistentes.

“Estoy seguro que estas propuestas, que hace dos años eran escandalosas, gozan hoy de mucha adhesión. Es por esto que hemos querido anunciar que el proyecto de ley sobre la homoparentalidad será un compromiso que junto a Rolando impulsaremos como una de nuestras prioridades”, añadió.

Respecto de su apoyo a la candidatura de Jiménez, candidato por el distrito 17 de Renca, Conchalí y Huechuraba, Enríquez-Ominami señaló: “Quisimos proclamar a un candidato que representa coraje y convicción. Siempre ha luchado por una causa, como es el fin a la discriminación. Rolando –al igual que quienes estamos acá– queremos un cambio. Aparentemente tenemos dos opciones. Coaliciones que quieren cambios y no se atreven y otras que no lo quieren. Rolando es una alternativa, al igual que los progresistas que sí queremos un cambio y nos atrevemos”.

Rolando Jiménez, integrante del pacto Si Tú Quieres Chile Cambia, señaló: “Un dirigente social como yo, con una trayectoria que se inició por allá por 1976 contra la dictadura, estamos asumiendo un nuevo desafío que implica llegar al Congreso. Quiero llegar ahí para terminar con el duopolio en política, para construir un nuevo trato entre los chilenos”. 

Consultado sobre la aparente copia de sus propuestas por parte e otras candidaturas, Enríquez-Ominami concluyó: “Me encantaría que ellas, las coaliciones, me copiaran no solamente lo que les conviene. Yo creo en el derecho de decidir de las mujeres sobre su cuerpo y lamento que cuando yo presenté la ley ellas dos, las coaliciones, hayan silenciado esas leyes. Hoy me cuesta creerles, porque acompañadas de René Cortázar y de muchos que no creen en esto va a ser muy difícil. Ellas promueven candidaturas que son enemigas de estos debates. Qué bueno que se sumen, pero vamos de inmediato más lejos, ley de adopción. Esa es la trampa, toman un pedacito de nuestras propuestas y no la esencia completa que es lo que importa. Mi punto en la vida no es si me copian o no, pero creo que siempre es mejor el original”.

Tras la cita en Conchalí, el presidenciable se dirigió a San Bernardo, donde se llevó a cabo una masiva tallarinata de recaudación para su candidatura y la de Marisela Santibáñez, candidata por el distrito 30.