¿Cómo sobrevivir con pocas lucas?

Por:

Equipo El Vacanudo
27/12/2015

¿No tienes ni uno? ¿El sueldo no te alcanza para nada? ¿Sientes que vives para trabajar y no trabajas para vivir? Aquí una guía que podrá iluminarte en el camino de la austeridad. 

El sitio Vice.com te enseña cómo sobrevivir con pocas lucas, sobre todo en tiempos que tienes que gastar de más y el bolsillo no aguanta. 

Vivienda

La opción más barata para vivir es hacerlo en casa de tus papás. Pero algún día querrás hacer fiestas, llevar a alguien a dormir, llegar a las cinco de la mañana sin tener que entrar sigilosamente y vomitar sin preocuparte de que alguien se resbale; es entonces cuando te vas a querer salir de ahí.  Arrendar un departamento sería lo ideal, si no te importa no comer ni salir jamás, así que la opción más viable es arrendar una pieza en un departamento compartido con roomates. Con ellos vas a dividir los gastos. 

Comida

Ahora que tienes donde caerte muerto, tienes que pensar qué vas a comer. Aunque parezca tentador vivir con frituras y sopas instantáneas, probablemente no sea lo mejor para tu salud. Hay una diferencia entre comer y nutrirse. Hay maneras de comer bien sin gastar mucho dinero. Compra en los mercados lo que puedas; los precios por lo regular son más baratos que en los supermercados. Compra pasta: no caduca y te saca de un apuro, sabe bien con un poco de salsa de tomate o mantequilla y es fácil de preparar. Compra la fruta de temporada; es más fresca, más barata y más sabrosa.

Entretenimiento

Ahora que trabajas y de todas formas sigues siendo pobre, las fiestas de una semana de duración terminaron. Esto significa que la mayoría de los días vas a regresar a tu casa después del trabajo y vas a querer tener algo que hacer ahí. Consigue una tablet y descarga libros en internet. O visita bibliotecas. Puede que no tengas dinero, pero serás rico en historias y cultura para impresionar a tus amiguitos.

Si no quieres volverte loco, probablemente querrás escuchar música o tener algo que ver. Internet es la mejor opción. Págale un arriendo de internet a tu vecino por usar su wi-fi; es muy probable que acepten recibir dinero de alguien que fácilmente podría hackear la clave y usarlo gratis.

Si tienes tele, bien. Compra un cable para conectar una computadora y tendrás un centro de entretenimiento en donde podrás ver cualquier contenido que se encuentre en internet. Baja algún servicio de películas y series gratis y nunca tendrás que preguntarte en qué matar tu tiempo.

Pareja

Dividan gastos. Es muy probable que la persona con la que sales tenga un sueldo parecido al tuyo, y que no sea extraña al rito de tomar alcohol guardado y ver películas en la computadora. Aún así, si quieres impresionar a tu corazoncito y no dejar que toque su dinero, tampoco te acabes el tuyo.

Hay muchos planes divertidos en los que no necesitas gastar. Además de los atractivos culturales gratuitos que hay en cada ciudad, los espacios públicos representan el mejor lugar para una cita, como hacían nuestros papás y nuestros abuelos. Ve a un parque. Salgan a caminar, patinar o a andar en bicicleta. Alimenten palomas y tomen fotografías. Además de que no vas a gastar nada de plata, invitando todo, este tipo de cosas son más memorables y demuestran que eres una persona más ingeniosa quien no sabe qué hacer después de pagar la cuenta en algún restaurante.